Cólicos del lactante: AYUDA A TU BEBE A SENTIRSE MEJOR GRACIAS A LA FISIOTERAPIA
15359
post-template-default,single,single-post,postid-15359,single-format-standard,theme-bridge-3,bridge-core-2.2.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-21.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Cólicos del lactante: AYUDA A TU BEBE A SENTIRSE MEJOR GRACIAS A LA FISIOTERAPIA

Cólicos del lactante: AYUDA A TU BEBE A SENTIRSE MEJOR GRACIAS A LA FISIOTERAPIA

Beneficios de la fisioterapia en los cólicos del lactante

Características del cólico del lactante

¿Has observado que tu bebé tiene síntomas de irritabilidad, llanto intenso e inconsolable sin causa aparente y, sobre todo al final de la tarde o comienzo de la noche?

Continúa leyendo, quizá este post te ayude a resolver algunas dudas acerca de los temidos cólicos del lactante.

Actualmente su causa no es clara; teorías hay muchas, pero ninguna realmente confirmada. Lo que sí sabemos, es que debido a la inmadurez del sistema digestivo de los más pequeños de la casa, los cuadros de cólicos son bastante frecuentes. Sí, has leído bien, hablamos de cuadros de cólicos porque no son una patología o enfermedad.

El bebé generalmente tiende a adoptar una posición encogida, con sus puños cerrados y su carita toma un color más enrojecido. Estas son algunas de las características más comunes.

Existen diferentes motivos por los cuales un bebé puede llorar (hambre, sueño, frío, pañal mojado..) pero cuando esas necesidades ya están cubiertas, ¿qué puedes hacer en casa para ayudarle?

  • Revisa las tomas; tanto si toma pecho como biberón. Es importante valorar la frecuencia de las tomas, tu postura y la del bebé, etc. Puede parecer una tontería o incluso sonarte raro, pero influye más de lo que imaginas. Si necesitas ayuda en este sentido, contacta con un profesional de la lactancia.
  • Consuela a tu bebé. Le puedes pasear, coger, mecer, portear… El contacto piel con piel le reconfortará.
  • Evita la sobreestimulación de ruidos o luz a última hora del día. Así conseguirás que esté lo más tranquilo posible.
  • Los masajes son verdaderas fuentes de alimento para los bebés (refuerzan su sistema inmune y estimulan su desarrollo cerebral), pero realizarlos en plena crisis de llanto no es la mejor opción. Puede irritarle más. Lo ideal es que elijas un momento relajado, por ejemplo, después del baño.
  • No dudes en consultar con un especialista. En estos casos la osteopatía infantil es de gran utilidad. Gracias a la visión holística (global) de esta disciplina terapéutica se consigue realizar un diagnóstico minucioso, para lograr así entender qué es lo que realmente le sucede al bebé y, por tanto, cuál es su tratamiento adecuado. De hecho, sus beneficios ya se suelen notar tras la primera sesión (aunque es probable que hagan falta más sesiones para resolver definitivamente el cuadro de cólicos).

Aspectos relacionados con el periodo de gestación, parto y postparto son fundamentales para que el osteópata descubra el origen de las zonas de tensión acumuladas en el cuerpo del bebé; es decir, el origen de los cólicos. 

Para vuestra tranquilidad, es necesario recalcar que el tratamiento es totalmente indoloro. Por medio de técnicas manuales muy suaves y precisas, se consiguen calmar y aliviar las molestias digestivas. Dichas técnicas o movilizaciones se aplican fundamentalmente en la región de la cabecita y sacro (sometidas a grandes presiones durante el parto) y, diafragma, tórax y abdomen (para favorecer la expulsión de aire, el tránsito intestinal y disminuir la irritación).

Por favor recuerda que nadie tiene la culpa ni es responsable del llanto constante. Cuidar a un bebé con cólicos puede llegar a ser muy frustrante, cuídate tú también. Busca un ratito para relajarte, respirar en calma y pide ayuda si lo necesitas. Juntos superaréis esta fase.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

fisiofulness utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Abrir chat